Ozonoterapia

Ozonoterapia

¿En qué consiste la ozonoterapia?

Existe una terapia, tal cómo la oxígeno-ozonoterapia, que si bien ya está bastante popularizada para el tratamiento del dolor relacionado con hernias discales, aún es la gran desconocida en cuanto a su aplicación en otras enfermedades. Realmente se trata de un complemento terapéutico muy eficaz que sin riesgo alguno puede condicionar la buena evolución de una enfermedad, a veces dramática.

En los últimos años tenemos a nuestro alcance publicaciones en revistas de prestigio donde se demuestran los efectos de la reoxigenación del organismo, la mejoría del sistema de defensas, la curación de heridas en diabéticos, los efectos beneficiosos sobre enfermos de hígado y riñón, o incluso los resultados en el estudio sobre tumores como el adenocarcionoma de próstata y el cáncer de mama. Obviamente la base de la bonanza del ozono hay que buscarla a nivel celular, ya que la “reoxigenación“ de las células facilita que puedan mejorar su respuesta ante la enfermedad o incluso complementar el rendimiento de los medicamentos previamente establecidos.

Según esto, las aplicaciones clínicas ensayadas son diversas y en campos médicos variados. A continuación exponemos, clarificando por especialidades, una relación de aplicaciones que ya son una realidad, por llevar años de desarrollo en la medicina de vanguardia.

Indicaciones:

Siendo médicamente estrictos y después de todo lo expuesto, estamos en condiciones, al unísono con miles de médicos ozonoterapeutas del resto del mundo, de dar al ozono, sin ser una panacea, un lugar en la medicina. Es necesario el mayor desarrollo de la ozonoterapia médica como tratamiento paliativo en patologías sin solución, pero también somos unos firmes defensores de su aplicación preventiva. Podemos proponer las terapias con ozono, correctamente indicadas, como una buena baza para mejorar nuestra calidad de vida ayudando a limitar nuestras dolencias y contribuyendo a la prevención de determinadas enfermedades.

Envejecimiento saludable

Con una ozonización adecuada dirigida, los glóbulos rojos no sólo se cargan de oxígeno, sino que aumentan su capacidad para cederlo a las células. También se ha comprobado que se vuelven más elásticos, favoreciendo su paso por los capilares más estrechos, transportando oxígeno a zonas que por la edad, van entrando en hipoxia.

El ozono ha demostrado científicamente ser capaz de aumentar en las células la cantidad de antioxidantes, promoviendo una auténtica limpieza de los radicales libres, ejerciendo así un efecto antienvejecimiento potente y real.

El ozono actúa sobre las defensas del organismo como inmunomodulador. Esto significa que modela y estabiliza las funciones del sistema inmune anulando o limitando la agresión, tanto de gérmenes como de células tumorales.

Las propiedades germicidas del ozono también se ven potenciadas por la formación de peróxido de hidrógeno, potente ante microbios anaerobios.

El efecto oxigenante general también tiene consecuencias favorables sobre el sistema muscular, revitalizando, mitigando el cansancio y mejorando la fatiga crónica.

El aporte de oxígeno es crucial para la curación de las heridas y para evitar la gangrena, por eso la ozonoterapia es la alternativa ideal en pacientes diabéticos, siempre expuestos a procesos infecciosos ligados a la hipoxia.

También tiene un papel regulador del colesterol en la sangre.

Medicina del dolor

Las infiltraciones de ozono, combinadas con el ozono sistémico y con técnicas avanzadas de fisioterapia, pueden limitar enormemente el dolor de enfermedades como hernias discales, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, neuropatía postherpética o diabética, etc… Su aplicación en el tratamiento de artrosis y artritis es la práctica de la ozonoterapia más extendida a día de hoy en nuestro país. Incluso a nivel preventivo, dado que el daño con buena praxis, es nulo; se han hecho trabajos demostrando cómo el deterioro celular ante un accidente isquémico (infarto cerebral o cardíaco) se reduce significativamente si ha habido aplicaciones previas de oxigeno médico con ozono.

Este tratamiento es especialmente efectivo en :

  • Cefaleas.
  • Lumbalgias.
  • Latigazo cervicales.
  • Dolor postoperatorio.
  • Artritis temporomandibular.
  • Fibromialgia o dolor miofascial.

Medicina general

Mejora la oxigenación en los diabéticos, evitando gangrenas, amputaciones, retinopatías y fatiga. Además de prevenir y proteger en casos de infarto, tanto de miocardio como cerebral.

También existen varios estudios avalando unos efectos espectaculares en enfermedades hepáticas, cardíacas y renales (diálisis). Asimismo, el efecto viricida lo hace muy esperanzador en enfermedades como la hepatitis y el SIDA, donde es capaz de mejorar sorprendentemente la calidad de vida.

Neurología

Ha demostrado propiedades reoxigenantes del sistema nervioso central, y se han publicado varios trabajos sobre la bonanza de su aplicación en distintos tipos de demencias. También se han presentado buenos resultados en enfermedad de Parkinson, dolor crónico y diversas enfermedades degenerativas.

Alergología / Inmunología

Varios trabajos científicos demuestran su activación del sistema de defensas, lo que lo hace efectivo en enfermedades como asma, psoriasis, dermatitis atópica, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, artritis reumatoide, síndrome de fatiga crónica, candidiasis… Todas estas enfermedades tienen en común el que se producen por una alteración en el sistema inmune, encargado de modular las defensas del organismo.

Oftalmología

Ha sido publicado un ensayo clínico demostrando su utilidad en una enfermedad tan fatal como la retinosis pigmentaria, que puede terminar en ceguera. También se han ofrecido buenos resultados en retinopatía diabética, en degeneración macular de la edad y en atrofia del nervio óptico.

Oncología

Muy recientemente la doctora Renate Viebhan, de la Universidad alemana de Tubingen, ha presentado sus excelentes resultados en el seguimiento, durante más de 10 años, de una muestra de pacientes con cáncer de mama. La doctora Silvia Menéndez desarrolló en el pasado Congreso Internacional de El Cairo una excelente charla magistral sobre el tema, constatando que, sin ser ninguna panacea, la oxigenación celular es capaz de mejorar las condiciones y calidad de vida de los enfermos, a la vez que puede dañar a las células tumorales.

Especialistas Ozonoterapia

Mª Esther Rubio Castillo
Gerente - Fisioterapeuta
Laura Gómez
Gerente - Fisioterapeuta
Sandra Ortuño Gil
Fisioterapeuta
Laura Cañete Guillén
Fisioterapeuta
Francisco Javier Hidalgo Tallón
Médico de Clinalgia
Francisco José Romero Balsalobre
Enfermero
María Victoria Martínez Jover
Médico Estética
Ana Belén Torres Díaz
Esteticísta
Jessica Sánchez Reig
Esteticísta
Rocío Chinchilla Martínez
Esteticísta
María Puche Martínez
Logopeda
Silvia María Palacín Ortuño
Nutricionista
Sonia Martínez Férriz
Instructora de Pilates e Hipopresivos
Verónica Verdú Rico
Recepcionista
Maria del Carmen Ballester López
Recepcionista
Laura Ochoa Rubio
Contabilidad
Ángela Carpena Soriano
Logopeda
Aida Soriano López
Esteticista

Colaboraciones

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Resolvemos las dudas que tengas de cualquier servicio y concertamos una cita.